sonrisa dientes torcidos risa ortodoncia

sonrisa dientes torcidos risa ortodoncia

Culpar a tus dientes de ser infeliz puede que sea demasiado, pero sí es cierto que tus dientes torcidos o apiñados podrían estar privándote de los beneficios de sonreír:

1.- Te ayuda a hacer amigos

La sonrisa inspira confianza y además, te hace más accesible. Lo cierto es que estamos más dispuestos a comprometernos socialmente con personas si éstas sonríen. Además, es contagiosa por lo tu sonrisa pueda hacer que otros sonrían y con ello, que también se beneficien.

2.- La sonrisa te ayuda a relajarte

La próxima vez que sonrías viendo una comedia, intenta ver qué hace tu cuerpo. La sonrisa, aunque no lo creas, ayuda a que tu cuerpo se siente tranquilo y relajado, a liberar la tensión del cuerpo, a reducir la presión arterialy… a reducir el estrés. Por ello, algunos estudios indican que las personas que sonríen más, tienen menos probabilidades de sufrir un infarto o problemas cardiovasculares.

3.- Es gratis

La sonrisa es la entrada a un pequeño gimnasio para tu cuerpo, que además es gratuito. Sólo sonreír requiere unos 12 músculos, uno más que los necesarios para fruncir el ceño, y es el paso previo a la risa. La risa es un ejercicio aeróbico: ejercita los músculos de tu pecho y abdomen, ejercita tus pulmones, acelera el ritmo cardíaco, impulsa el sistema inmunológico… (descubre más efectos aquí) En conclusión, algunos estudios indican que reír 100 veces al día equivale a 10 minutos de remo, y que 15 minutos de risa al día puede quemar hasta 40 calorías.

Y después de leer todo esto, ¿todavía crees que la ortodoncia no es para tí?

Lee más:

¿Cuánto cuesta la ortodoncia?

¿cuándo debo retirar el chupete a mi hijo?