En Dentikids el autismo no nos impide ayudar a nuestros pacientes a tener una buena salud bucal.

El pasado sábado 2 de abril se celebró el Día Mundial de la Concienciación sobre el autismo. Un trastorno que afecta en torno a 450.000 personas en España, según estimaciones, y que se suele reconocer por una incapacidad de la persona o niño por sociabilizar de una forma que consideramos normal. Y es que perciben el mundo de una forma muy distinta.
Para darte una idea, The National Autistic Society de Reino Unido publicó un video (al final del artículo) en el que se muestra cómo ven los niños con autismo el mundo. Una vez que lo ves queda claro, por ejemplo, por qué se irritan con tanta facilidad.

Sin embargo, independientemente del autismo o cualquier otra discapacidad que se pueda tener, siempre se tiene el derecho a tener una buena salud bucal. Esta es una máxima que siempre aplicamos en Dentikids, en especial con los niños. A grandes rasgos, la atención no es muy distinta. Te damos un ejemplo, un niño con miedo al dentista suele requerir mucho más tiempo de adaptación que otro sin este problema. Lo mismo sucede con los niños con autismos. En ambos casos nos tomamos el tiempo para que se sientan cómodos, les invitamos a probar la silla, comprobar que el cepillo que utilizamos no hace daño, que la lámpara no asusta. En ambos casos nuestra especialista Elízabeth y nuestro equipo muestran su gran paciencia, informando continuamente a los familaires del niño sobre su evolución.

Quizás la gran diferencia es que los niños con autismo no se comunican de la forma en la que estamos acostumbrados y suelen tener algunas reacciones bruscas. Sin embargo, no por eso son imposibles de trata. Y esta es una verdad que demostramos continuamente con nuestros pacientes, tenga o no alguna discapacidad. Encontrarnos con nuestros pacientes que sonríen en cuanto entran por la puerta y salen corriendo para sentarse en la silla de la consulta, es una escena a la que ya estamos acostumbrados y muchos padres también. Y hablamos tanto de niños con autismo como de niños con o sin miedos.